¿Por qué nos cuesta cumplir nuestros propósitos de año nuevo?

Cambio de año muchas veces es sinónimo de cambio de vida. ¿tu ya tienes tus propósitos?

Todavía no se había acabado el año 2014 y ya todo el mundo estaba planificando esos propósitos que iban a empezar a partir del 1 de enero de 2015.

2

Aunque las listas interminables forman parte de mi vida diaria, no soy una persona que espere a que empiece el año para cambiar viejos hábitos o empezar unos nuevos. Sí reconozco que estrenar calendario es una manera de obligarte y empezar de una vez y en serio con los propósitos más comunes: la dieta, el gym, dejar de fumar, aprender algún idioma, comer más sano, ganar más dinero, viajar… Pero, ¿no te suena a que cada año son los mismos?

3

Listas anteriores

Si revisas tu lista del año pasado, es muy posible que veas que algunos de tus propósitos se repiten también este año. Entonces, ¿qué es lo que falla? ¿La dedicación? ¿La voluntad? ¿El esfuerzo? Creo que la clave está en confeccionar una lista no demasiado larga. Dos o tres propósitos cumplidos y que sean importantes para ti es un objetivo genial y, si te sobra tiempo, vas a por el cuarto. Y es que si la lista es muy larga, puedes llegar a sentirte emocionalmente fracasado y entonces abandonarás tus esfuerzos por hacer realidad tus metas.

4

 

¿Y si te dijera que te olvidaras de todos esos propósitos de año nuevo que prometiste cumplir con el primer brindis del año? Pues sería una opción a tener en cuenta porque un buen número de estudios demuestra que marcarse ese tipo de metas con el nuevo año no le hace a uno más feliz.

Los propósitos son desafíos temporales y el único secreto para alcanzar esas metas es dejar de obsesionarse y pensar más en nosotros.

5

Los ciclos

Nos encanta pensar que cuando un año llega a su fin se cierra un ciclo pero, realmente, nuestras vivencias y etapas personales no corresponden con un año natural. Puede que a mitad del año, al principio o al final haya sucedido algo que no entraba en nuestros planes y de pronto cambie nuestros nuevos propósitos y den paso a otros.

Dicho todo esto, no te alarmes si no tienes muy planeado tus nuevos propósitos para 2015 porque realmente irán apareciendo a lo largo del año. Sobre todo, es importante que dejes sitio para los propósitos abstractos que nunca aparecen en nuestras listas como soñar, desear, querer, pues son unos grandes generadores de ilusión y de esperanza.

Quién sabe… Los sueños, a veces, también se cumplen 🙂

6

¡Soy peluquera y con mucho orgullo! En los últimos años han emergido unas profesiones nuevas y que hoy en día son muy influyentes.

Sé el primero en comentar